Páginas vistas en total

sábado, 7 de diciembre de 2013

YA SE ES VIEJO PÉRO NO DEJA DE SER HERMOSO

Bueno como lo prometido es deuda, Cassandra ya ha publicado la escena de la Corte Seelie desde el punto de vista de Jace... Aquí os la adjuntamos y esperamos que la disfrutéis tanto como nosotros!! :D


ESCENA DE LA CORTE SEELIE, PUNTO DE VISTA DE JACE
"Sé que no voy a dejar a mi hermana aquí en su corte”, dijo Jace," y ya que no hay nada que aprender de ella o de mi, tal vez ¿podría hacer el favor de liberarla?"

La Reina sonrió. Era una hermosa, terrible sonrisa. La reina era una mujer encantadora; ella tenía esa inhumana belleza que las hadas tenían, que era más como la belleza de cristal duro que la belleza de un ser humano. La Reina no aparentaba una edad en particular: podría haber tenido dieciséis o cuarenta y cinco años.Jace suponía que era donde aquellos le encontraban su atractivo - personas habían muerto por el amor de la Reina - pero ella le dio una sensación de frío en el pecho, como si se hubiera tragado agua helada demasiado rápido. 


"¿Que pasaría si te dijo que puede ser liberada por un beso?"

Fue Clary la que respondió, desconcertada: "¿Quiere que Jace la bese" 

Tanto la Reina como la corte se rieron, la sensación de frío en el pecho de Jace se intensificó. Clary no entendía a las hadas, pensó él. Habría intentado explicarselo, pero no había explicación, en realidad no. Cualquier cosa que la Reina quisiera de ellos, no era un beso de él; ella podría haberlo exigido sin todo este espectáculo sin sentido. Lo que ella quería era verlos bien cubiertos y luchando como mariposas. Era algo inmortal de realizar, él había pensado muchas veces: embotando tus sentidos, tus emociones, la experiencia, incontrolable, lamentables respuestas de los seres humanos que eran para las hadas como sangre fresca para los vampiros.

Algo viviente. Algo que ellos no tenían.

"A pesar de sus encantos", dijo la Reina, diriendo la mirada hacia Jace - sus ojos eran verdes, como Clary, pero no complemetamente como los de ella - "ese beso no liberara a la chica."

"Podría besar a Meliorn", sugirió Isabelle, encogiéndose de hombros.

La reina movió la cabeza lentamente. "Tampoco eso. Ni nadie de mi Corte."

Isabelle alzó las manos; Jace quería preguntarle lo que había esperado – besar a Meliorn no le hubiese molestado a ella, así que, obviamente, la Reina no se preocupaba por él. Supuso que había sido bonito por su parte ofrecerlo, pero Iz, al menos, debió haberlo sabido mejor. Había tenido tratos con las hadas antes.

Tal vez no era sólo conocer el pensamiento cultural de las Hadas, Jace se preguntó. Tal vez era saber cómo la gente disfrutaba ser cruel por el bien del pensamiento cruel. Isabelle fue irreflexiva, y a veces vana, pero ella no era cruel. Se echó el pelo negro hacia atrás y frunció el ceño. "No estoy besando a cualquiera de vosotros", dijo con firmeza. "Sólo para dejarlo claro".

"Eso no parece necesario", dijo Simon, dando un paso adelante. "Si un beso es todo. . . "

Dio un paso hacia Clary, quien no se apartó. El hielo en el pecho de Jace se convirtió en fuego líquido, apretó sus manos a los costados mientras Simon tomó suavemente a Clary por los brazos y la miró a la cara. Apoyó sus manos en la cintura de Simon, como si lo hubiera hecho un millón de veces. Tal vez lo hubiera hecho, por todo lo que él sabía. Él sabía que Simon la quería, lo había sabido desde que los había visto juntos en esa estúpida cafetería, el otro chico prácticamente ahogándose para conseguir de su boca las palabras "te amo" mientras Clary miraba a su alrededor, inquietamente, sus enormes ojos verdes viendo a todas partes. Ella no está interesada en ti, mundano, lo había pensado con satisfacción. Pierdete. Y luego se había sorprendido de sus pensamientos. ¿Qué diferencia hacía para el los pensamientos de una chica que apenas conocía?

Eso parecía como mucho tiempo atrás. Ella ya no era una chica que apenas conocía: Ella era Clary. Ella era la única cosa en su vida que le importaba más que nada, y viendo a Simon poner su mano sobre ella, donde quiera que él quería, le hizo sentir al mismo tiempo enfermo y débil y mortalmente enfadado. La urgencia de avanzar hacia ellos y separarlos era tan fuerte que apenas podía respirar.

Clary lo miró, su pelo rojo deslizando por encima del hombro. Parecía preocupada, lo que era suficiente malo. No podía soportar la idea de que ella podría sentir lástima por él. Apartó la vista rápidamente, y llamó la atención de la Reina Seelie, brillando de alegría: ahora esto era lo que buscaba. Su dolor, su agonía.

“No,"  dijo la Reina, a Simon, con una voz suave como el filo de un cuchillo. "Eso tampoco es lo que yo quiero."

Simón se alejó de Clary de mala gana. El alivio golpeó a través de las venas de Jace como sangre, ahogando lo que sus amigos estaban diciendo. Por un momento todo lo que importaba era que él no iba a tener que ver a Clary besando a Simon. Entonces Clary parecía nadar dentro del foco: estaba muy pálida y y no podía dejar de preguntarse qué estaba pensando. ¿Estaba decepcionada por no ser besada por Simon? ¿Aliviada como estaba él? Pensó en Simon besándole la mano más temprano aquel día y lo empujó de su memoria con rencor, sin dejar de mirar a su hermana. Mira arriba, pensó. Mírame. Si me amas, te verás en mí.

Cruzó sus brazos sobre su pecho, de la forma que lo hacía cuando tenía frío o estaba molesta. Pero no levanto la vista. La conversación fue en torno a ellos: quien iba a besar a quien, qué iba a suceder. Rabia desesperada se levantó en el pecho de Jace y como de costumbre, encontró su escape en un comentario sarcástico.
"Bueno, no besaré al mundano", dijo. "Prefiero quedarme aquí hasta que me crezcan raices.”

"¿Para siempre?," dijo Simon. Sus ojos eran grandes y oscuros y serios. "Para siempre es una barbaridad de tiempo."

Jace volvió a ver a esos ojos. Simon era probablemente una buena persona, pensó. Amaba Clary y quería cuidar de ella y hacerla feliz. El sería un espectacular novio. Lógicamente, Jace sabía, que era exactamente lo que quería para su hermana. Pero él no podía mirar a Simón sin querer matar a alguien. "Lo sabía", dijo groseramente. "¿Quieres besarme, verdad?

"Por supuesto que no. Pero si - "

"Supongo que es verdad lo que dicen. No hay heterosexuales en las trincheras. 


"Es ateos, imbécil." Simon estaba de color rojo brillante. “No hay ateos en las trincheras.”

Fue la reina quien los interrumpió, inclinándose hacia adelante para que su cuello blanco y los pechos se mostraron por encima del escote de su vestido de corte bajo. "A pesar de que todo esto es muy divertido, el beso que liberará a la chica es el beso que la chica desea," dijo ella.“Sólo ése y ninguno más.”

Simon pasó de rojo a blanco. Si el beso que Clary más deseaba no era el de Simón, entonces… La forma en estaba mirando a Jace, de Jace a Clary, contestó eso.

El corazón de Jace comenzó a latir con fuerza. Se encontró con los ojos de la Reina. "¿Por qué haces esto?"

"Prefiero pensar que te estoy haciendo un favor", dijo ella. "El deseo no siempre es lo correcto. Ahora, pueden tomarlo como un favor. Y como mis palabras son magia, saben que digo la verdad. Si ella no desea ése beso, no será liberada."

Jace sintió que la sangre se inundaba en su rostro. Era vagamente consciente de que Simon argumentaba que ellos eran hermanos, que no estaba bien, pero lo ignoró. La Reina Seelie lo miraba, y tenía los ojos como el mar antes de una tormenta mortal, y él quería decir gracias. Gracias.

Y eso fue lo más peligroso de todo, pensó, mientras a su alrededor sus compañeros discutían sobre si Clary y Jace tenían que hacer esto, o lo que ninguno de ellos estaría dispuesto a hacer para escapar de la Corte. Para permitir a la Reina darle algo que ella quería - realmente, realmente quería - era ponerte a ti en su poder. ¿Cómo no se había dado cuenta, se pregunto? Que esto era sobre lo que pensaba, lo que quería, despertó de un sueño de, jadeando y sudando? Que cuando él pensaba, realmente pensaba, sobre el hecho que talvez nunca obtendría un beso de Clary, el quería morir o herirse o sangrar de mala manera que subiría hasta el ático y entrenaría por horas hasta que estuviera tan agotado para no tener más elección que salir, exhausto. Tendría contusiones en la mañana, contusiones y cortes y la piel raspada y si podría nombrar todas sus lesiones que habrían tenido el mismo nombre: Clary, Clary, Clary.

Simon seguía hablando, diciendo algo, enojado de nuevo. 
"No tienes que hacerlo Clary, es un truco -"

"No es un truco" dijo Jace. La tranquilidad en su propia voz lo sorprendió. “Es una prueba.” 
Miró a Clary. Ella se mordía el labio, la mano herida en un rizo de su cabello; los gestos tan característicos, por lo que una gran parte de ella, que rompió su corazón. Simon estaba discutiendo con Isabelle ahora mientras la reina Seelie descansaban atrás y se veía como un gato elegante, divertida.

Isabelle parecía exasperada. "A quién le importa, ¿de todos modos? Es sólo un beso."

"Así es", dijo Jace. 

Clary miró hacia arriba, y por último, y sus ojos verdes se apoyaban en él. Él se acercó a ella y como siempre el resto del mundo se apartó hasta quedar solo ellos, como si estuvieran en un escenario vacío. El puso su mano en su hombro, volviendo la cara a él. Había dejado de morderse el labio, y sus mejillas estaban sonrojadas, sus ojos de un verde brillante. Podia sentir la tensión en su propio cuerpo, el esfuerzo de retenerse, y no atraerla hacia su él y tomar esta oportunidad, sin embargo peligroso y estúpido e imprudente, besarle en la forma que pensó nunca podría, en su vida, ser posible de nuevo. 

“Es tan sólo un beso” dijo y escucho la aspereza de su propia voz, y se preguntó si ella lo escuchaba, también.
No es que importara – no había manera de ocultarlo. Era demasiado. El nunca habría querido que fuera de esa forma. Siempre han habido chicas. Se pregunta a sí mismo, en la oscuridad de la noche, mirando a las paredes en blanco de su habitación, lo que hizo a Clary tan diferente. Ella era hermosa, pero otras chicas eran hermosas. Ella era inteligente, pero había otras chicas inteligentes. Ella lo entendía, se reía cuando él lo hacía, vió a través de las defensas que puso hasta que las había derribado. No había Jace Wayland más real que él vio en sus ojos cuando ella lo miró.

Pero aún así, tal vez, podría encontrar todo lo que en otro lugar. La gente se enamoraba, lo perdía, y seguía adelante. No sabía por qué no podía. Él no sabía por qué ni siquiera quería. Lo único que sabía era que cualquier cosa que le debiera al Cielo o al infiero por esta oportunidad, lo iba a tener en cuenta.

Se agachó y le tomó las manos, uniendo sus dedos con los de ella y susurrando en su oído. "Puedes cerrar los ojos y pensar en Inglaterra, si quieres,” dijo él.

Los ojos de ella revolotearon cerrados, sus pestañas como líneas de cobre contra su pálida y frágil piel. "
Nunca he estado en Inglaterra," dijo ella,  y la suavidad, la ansiedad en su voz casi le deshizo. Nunca había besado a una chica sin saber que lo quería también, por lo general más que él, y ésta era Clary, y él no sabía lo que ella quería. Deslizó sus manos sobre ella, sobre las mangas de su camisa aferrándose hacia sus hombros. Sus ojos permanecía aun cerrados, pero ella temblaba y se apoyaba en él - apenas, pero fue suficiente el permiso.

Su boca cayó sobre ella. Y éso fue todo. Todos los auto-control que había ejercido en las últimas semanas se fueron, como el agua estrellándose a través de un dique roto. Sus brazos se acercaron al cuello y la apretó contra él, y ella era suave y flexible, pero sorprendentemente fuerte como nadie a quien él hubiese sostenido antes. Sus manos se aplastaron contra su espalda, presionándola contra el y ella estaba en la punta de los pies, besándolo tan ferozmente como él la besaba. Movió la lengua por los labios, abriendo su boca debajo de la de ella y supo como a sal y dulce como el agua de hadas. Se aferró a ella con más fuerza, anudando sus manos en su cabello, tratando de decirle, con la pesión de su boca en ella, todas las cosas que nunca le había dicho en voz alta: Te amo, Te amo y no me importa que seas mi hermana; no estes con él, no lo quieras, no salgas con él. Permanece conmigo. Quiéreme. Quédate conmigo. No sé como estar sin ti.

La reina lo miró: especial y secreta y compartida entre los dos. Se les advirtió acerca de nosotros, parecía decir su mirada. Que le haríamos daño, rompiéndola como se puede romper a una ramita entre tus dedos. Pero tú, que pensabas que nunca podrías ser tocado – eres el que ha sido quebrado. "Estamos los suficientemente entretenidos," dijo ella. "Pero no, creo que, tanto como ustedes dos."

RUNA PARABATAI




PRINCESA MECANICA

PRINCESA MECÁNICA ES LA ÚLTIMA ENTREGA DE LOS ORÍGENES (LUEGO SUBO LOS OTROS DOS).


SINOPSIS;

TESSA GRAY ESTA ATRAPADA ENTRE DOS AMORES, AUNQUE YA HAYA DECIDIDO CON QUIEN CASARSE SU CORAZÓN CLAMA POR ALGUIEN MAS. ELLA NO ES UNA CAZADORA PER SE PERO TIENE ALGO DE ESO Y ES PROTEGIDA POR LOS CAZADORES DE UN MALVADO SER LLAMADO MORTMAIN QUE LA QUIERE A TODA COSTA.




NOTA: PERSONALMENTE NO ES DE MIS LIBROS PREFERIDOS DE ESTA SAGA. SI RESCATO LA MARAVILLOSA RELACIÓN PARABATAI ENTRE WILL Y JEM. REALMENTE CONMOVEDORA.

ÁRBOL GENEALÓGICO DE LAS PRINCIPALES FAMILIAS NEFILM
http://adf.ly/aPt7B    link

martes, 3 de diciembre de 2013

Spoiler De Ciudad de Fuego Celestial (Leer con precaucion) puede ser Fake

Alec miró abajo hacia las piezas destrozadas. "Has ROTO mi TELÉFONO".
Jace se encogió de hombros. "Los tíos no dejan que otros tíos llamen a otros tíos. Vale, eso no ha sonado bien. Los amigos no dejan que los amigos sigan llamando a sus ex y cuelguen. En serio. Tienes que parar."
Alec se veía furioso. "¿Por eso has roto mi nuevo teléfono? Muchas gracias".
Jace sonrío serenamente y se tumbó en la hierba. "De nada".
----------------------------------------------------------------------------------
"Pienso" dijo Jace, "que no quieres contar tus secretos, por eso decidiste romper con Alec porque..."
----------------------------------------------------------------------------------
"Nada de matar," dijo Jordan. "Estamos intentando que te sientas en paz, para que no te quemes. Sangre, matar, guerra, todo eso no son cosas de paz. ¿No hay otra cosa que te guste? ¿Selva? ¿El canto de los pájaros?"
"Armas" dijo Jace. "Me gustan las armas".
"Estoy empezando a pensar que tenemos un problema serio de personal filosófico aquí."
Jace se inclinó hacia adelante, sus palmas sobre el suelo. "Soy un guerrero," dijo él. "Me criaron como un guerrero. No tuve juguetes, tenía armas. Dormía con una espada de madera hasta que tuve cinco años. Mis primeros libros eran demonologías medievales con páginas iluminadas. Las primeras canciones que aprendí eran cantos para desvanecer a demonios. Sé lo que me trae paz, y no son playas desiertas o los pájaros cantar en la selva. Quiero una arma en mi mano y una estrategia para ganar."
Jordan le miró levemente. "Así que lo que me estás diciendo es que lo que te trae paz .... es guerra."
"Ahora lo pillas."
----------------------------------------------------------------------------------
"No deberíamos," protestó Isabelle. "La Clave tiene un plan."
"La Clave tiene la inteligencia colectiva de una piña," dijo Jace.
Alec les miró. "Jace tiene razón."
Isabelle se giró a su hermano. "¿Y tú qué sabes? Ni siquiera prestabas atención."
"Si lo hacía," dijo Alec, herido. "He dicho que Jace tiene razón."
"Sí, pero hay un 90% de posibilidades que yo esté en lo cierto todo el tiempo, así que eso no prueba que estubieras escuchando," dijo Jace. "Es solo una buena suposición."
----------------------------------------------------------------------------------
Magnus giró sobre su espalda y puso su pierna sobre el brazo del sofá. "¿Qué te importa si Alec es miserable?"
"¿!Qué me importa!?" dijo Jace, tan fuerte que Presidente Miau cayó del sofá y aterrizó en el suelo. "Por supuesto que me preocupo por Alec: es mi mejor amigo, mi parabatai. Y es infeliz. Y también tú, por cómo está todo. Cajas de comida para llevar en todas partes, no has hecho nada para arreglar el sitio, tu gato parece muerto.. -"
"No está muerto."
----------------------------------------------------------------------------------
Ella se giró para mirar a Sebastian, tumbado en la cama. Estaba sin camiseta, pero incluso con la tenue luz los antiguos latigazos de su espalda eran visibles. Siempre le habían fascinado los Cazadores de Sombras pero nunca había pensado que encontraría a uno cuya personalidad pudiera soportar más de cinco minutos, hasta Sebastian...
----------------------------------------------------------------------------------
"Simon," dijo una voz en su hombro, y se giró para ver a Izzy, su cara una mancha de pelo negro y abrigo negro, mirándole, su expresión medio enfadada, medio triste. "¿Supongo que esta es la parte en la que decimos adiós?"
----------------------------------------------------------------------------------
ADELANTO / DIBUJO  MALEC !!!



----------------------------------------------------------------------------------




Isabelle tiró de su camiseta hacia abajo y miró a su hermano. "¿Ahora no tocas a la puerta?"
"¡Es mi habitación!" Alec farfulló.
----------------------------------------------------------------------------------



Tu novio / amigo está muerto. Pienso que deberías saberlo."
----------------------------------------------------------------------------------

Un momento después, Helen había vuelto; caminaba lentamente ahora, y cuidadosamente, apoyaba su mano en la espalda de un chico delgado con una mata de pelo marrón. No podía tener más de 12, y Clary le reconoció inmediatamente. "Helen, su mano firmemente cogida alrededor de un chico joven cuyas manos estaban cubiertas con cera azul. Debía haber estado jugando con los cirios en los grandes candelabros que decoraban los lados de la sala. Parecía que tenía doce años, con una mirada traviesa y el mismo tipo de pelo espeso color chocolate como su hermana."
Helen le llamó Jules. Su hermano pequeño.
La mirada traviesa ya no estaba. Parecía cansado, sucio y aterrorizado. Muñecas delgadas sobresalían de las mangas de su chaqueta de luto que eran demasiado largas para él. En sus brazos llevaba a un niño pequeño, probablemente de no más de dos años, con el mismo pelo castaño ondulado, parecía ser un rasgo familiar. El resto de su familia llevaba las mismas ropas de luto prestadas: siguiendo a Julian había una chica morena de unos diez años, le estrechaba la mano con firmeza a otro niño de la misma edad: el niño tenía una mata de pelo negro enredado que casi le oscurecía el rostro. Los gemelos fraternos, Clary adivinó. Después de ellos vino una chica que podría haber tenido ocho o nueve años, su cara redonda y pálida entre trenzas marrones.
La miseria en sus caras le paró el corazón a Clary. Pensó en su poder con las runas, deseando poder crear una que suavizara el impacto de la pérdida. Las runas de luto existían, pero sólo para honrar a los muertos, de la misma manera que existen las runas de amor, al igual que los anillos de boda, para simbolizar el vínculo del amor. No se podía hacer que alguien te amara con una runa, y no se podía calmar el dolor con ella, tampoco. Solo la magia, pensó Clary, pero nada para reparar un corazón roto.
"Julian Blackthorn," dijo Jia Penhallow, con una voz suave. "Un paso adelante, por favor."
Julian tragó saliva y le entregó el niño que estaba sosteniendo a su hermana. Dio un paso adelante, con los ojos mirando como dardos por toda la habitación. Estaba recorriendo claramente a la multitud buscando a alguien. Sus hombros apenas habían empezado a desplomarse cuando otra figura salió corriendo hacia el escenario. Una niña, también de doce años, con una maraña de pelo rubio que le caía sobre los hombros: llevaba pantalones vaqueros y una camiseta que no encajaba, y la cabeza gacha, como si no pudiera soportar las miradas de la gente. Estaba claro que no quería estar allí - en el escenario o tal vez incluso en Idris - pero en el momento en que la vio, Julian pareció relajarse. La mirada de terror desapareció de su expresión mientras se movía de pie junto a él, su cara se agachó y se alejó de la multitud.
"Julian," dijo Jia, con la misma voz suave, "¿harías algo por nosotros? ¿Cogerías la Espada Mortal?"
----------------------------------------------------------------------------------
Sus ojos brillaban cuando la miraba, verdes como la hierba en primavera.

Siempre había tenido ojos verdes, dijo la voz en su cabeza. La gente a menudo se maravillaba con lo parecidos que sois, él, tú madre y tú misma. Su nombre es Jonathan y él es tu hermano; siempre te ha protegido.
En algún lugar en la mente de Clary veía ojos negros y marcas de látigo, pero no sabía por qué. Él es tu hermano. Él es tu hermano, y siempre ha cuidado de ti...
----------------------------------------------------------------------------------
"Valeeee," dijo Isabelle en voz baja, "¿cuándo se ha vuelto tan guapo el Hermano Zachariah?
----------------------------------------------------------------------------------
Aterrizaron a los pies de Simon. "¡Coge tu ropa y vete!" Gritó Isabelle.
----------------------------------------------------------------------------------
"¿Por qué te ha besado él?" dijo ella.
----------------------------------------------------------------------------------
"No se encuentra bien," dijo Clary, cogiéndole la muñeca a Simon, "nos vamos".
"No", dijo Simon. "No, Te - tengo que hablar con él. Con el Inquisidor."
Robert cogió su chaqueta y sacó un crucifijo. Clary se quedó mirando en shock mientras lo sostenía entre él y Simon. "Hablo con el representante del consejo de los hijos de la noche, o al cabeza del clan de Nueva York," dijo él. "No a ningún vampiro que viene a tocar a mi puerta -"
Simon se acercó y le quitó la cruz de las manos a Robert. "Religión equivocada," dijo él.
----------------------------------------------------------------------------------
"Oh, dios," dijo Magnus. "Están muertos. Están todos muertos."
----------------------------------------------------------------------------------
Una runa, flotando como un ángel: una forma como dos alas unidas por una sola barra.
----------------------------------------------------------------------------------
"Clary," dijo Jocelyn. "Quiero que conozcas a Tessa Gray".
----------------------------------------------------------------------------------
La manera que sonaba la respiración de Magnus, ruidosa en su pecho, antes que dijera el nombre de su padre.
----------------------------------------------------------------------------------
Alec subió sus rodillas al pecho y miró pensativo a Jace. "Lo sé," dijo. "No estoy celoso. Siempre supe, desde el principio, que todos pensaban que tu eras mejor que yo. Mi padre lo pensaba. La Clave lo pensaba. Izzy y Max te veían como el gran guerrero que querían ser. Pero el día que me pediste ser tu parabatai, sabía que creías lo suficiente en mi como para pedirme ayuda. Me decías que no eras un guerrero tan solitario y auto suficiente para hacerlo todo solo. Me necesitabas. Así que me di cuenta que había una persona que no asumía que era mejor que yo. Tú."
----------------------------------------------------------------------------------
No mucho había cambiado la casa de Magnus desde que Jace la había visitado. Jace usó una runa para abrir la puerta principal y cogió las escaleras, tocando el timbre del apartamento de Magnus. Era más seguro de esa manera porque Magnus podría estar jugando a los videojuegos desnudo o cualquier otra cosa. Magnus abrió la puerta, parecía furioso. Llevaba una bata de seda negra, llevaba los pies desnudos, el pelo negro estaba enredado, "¿Qué haces aquí?"
"Mi," dijo Jace, "Eres tan poco acogedor".
"Eso es porque no eres bienvenido".
"Pensé que éramos amigos," dijo Jace.
"No, tú eres el amigo de Alec, Alec era mi novio así que tuve que hacerme contigo. Pero ahora no es mi novio y no tengo que juntarme contigo".
"Pienso que deberías volver con Alec," dijo Jace.
Magnus le miró, "¿Y eso por qué?"
----------------------------------------------------------------------------------
Un parabatai. Como era él. Y Jace sabía, también, que significaba esa runa descolorida: un parabatai cuya otra mitad estaba muerta. Sintió simpatía hacia el Hermano Zachariah, así como se imaginaba a él sin Alec, con solo esa runa desvanecida en dónde una vez tuvo un vínculo con alguien que conocía todas las partes buenas y malas de su alma.
----------------------------------------------------------------------------------

ESCENA CALIENTE DE CIUDAD DE CRISTAL

El estruendo del derrumbe fue decayendo lentamente, como humo desvaneciéndose en el aire. Fue reemplazado por el alto chillido de pájaros asustados; Clary podía verlos sobre los hombros de Jace, dando vueltas en círculo contra el cielo oscuro.

Jace - dijo ella bajito- creo que ya ha terminado.

Él se echó para atrás ligeramente, sosteniéndose sobre los codos, y bajó la mirada hacia ella. Incluso en la oscuridad ella podía verse reflejada en sus ojos; su rostro estaba surcado por el hollín y la suciedad, el cuello de su camisa rasgado.
Sin pensarlo, ella levantó su mano, sus dedos rozando suavemente por el cabello de él. Ella lo sintió tenso, sus ojos oscureciéndose.

– Había hierba en tu pelo –dijo ella como una excusa. Tenía la boca seca; la adrenalina corría por sus venas, no solo por el peligro en el que se habia expuesto. Todo lo que acababa de ocurrir, el ángel,el derrumbe de la casa... parecía menos real que lo que veía en los ojos de Jace.
-No deberías tocarme –dijo él.
Su mano se congeló donde estaba, su palma contra su mejilla. -¿Por qué no?
- Tu sabes porque- dijo el, luego - Viste lo que yo vi ¿no?, el pasado, el angel, nuestros padres-
- Lo vi-
- Tu sabes lo que paso-
- Muchas cosas pasaron, Jace-
- No por mi- Sus palabras salieron en un angustiado susurro. - Tengo sangre de demonio, Clary. Sangre de Demonio. Entiendes eso, ¿no?
- Eso no significa nada. Valentine estaba loco. El solo estaba desvariando-
- ¿Y Jocelyn?¿Tambien ella estaba loca?- Sus ojos se posaron en los suyos como taladros dorados.
- Yo se lo que valentine estaba tratando de hacer, Clary. El estaba tratado de crear hibridos - angeles/humanos y demonios/humanos. - Eres la primera, Clary, yo soy el ultimo. Soy en parte montruo. En parte todo aquello que he intentando tan duramente extinguir, destruir.-

-Eso no es verdad. No puede ser. No tiene sentido-
- Pero si lo es- Había una desesperación furiosa en la expresión de Jace. Ella podía ver el destello de la cadena de plata alrededor de su garganta desnuda, iluminando como una baliza bajo la luz de las estrellas. - Eso lo explica todo.-
Ella sacudio su cabeza tan fuerte, que sintio la grama picando contra sus mejillas.
--¿Te refieres a que eso explica por qué eres un Cazador de Sombras tan increíble? ¿Por qué eres leal, e intrépido, y honesto, y todo lo que los demonios no son?
-Eso explica –dijo él sin alterar la voz–, por qué siento de la manera en que lo hago por ti.-

Su aliento siseo entre sus dientes -Jace, ¿Qué quieres decir?-
Él se quedó en silencio durante un largo instante, mirándola - por tanto tiempo que de hecho, ella se preguntaba si el planeaba hablar del todo, o si solo con mirarla era suficiente. Despues de todo, se quedo mirandolo como una inutil. Sus miradas estaban fijas como engranajes, a ella le era mas dificil alejar su mirada de el que poder respirar con agua en los pulmones.
- Eres mi hermana- dijo el finalmente, - Mi hermana, mi sangre, mi familia. Yo deberia estar protegiendote - él se rió quedamente y sin humor–, protegiendote de la clase de chicos que quieren hacer contigo exactamente lo que yo quiero hacer.-
Clary dejo de respirar. El estaba ahi, mirandola pero su expresion habia cambiado - habia algo en su cara que ella nunca habia visto antes, una somnolienta, mortifera, casi depredadora luz en sus ojos. Ella estaba sumamente conciente de la fuerte presion de su cuerpo sobre el de ella, los huesos de sus caderas acoplandose en contra a los de ella, y le dolia en todas partes no poder tocarlo, le dolia casi como un dolor fisico.

- Lo que quiero hacerte- dijo el. Sin pensar en nada mas, solamente en como ella lo deseaba, ella dejo que sus dedos recorrieran desde su mejilla hacia sus labios, trazando la forma de su boca con el tacto de su dedo indice. Ella era recompensada por el alcance de su aliento, el repentino oscurecimiento de sus ojos. El no se movia.
- Que es exactamente lo que me quieres hacer?- ella susurro.
La luz en sus ojos resplandecia. Lentamente inclino su cabeza hasta que sus labios estuvieran en contra a su oreja. Cuando el hablo, ella sintio su aliento rozar su piel, haciendola stremecer: - Te lo podria mostrar. -
Ella no dijo nada. Aun si ella pusiera en orden sus aislados pensamientos para componer las palabras, ella no queria decirle que parara. Ella estaba cansada de decirle no a Jace- cansada de nunca permitirse sentir lo que su cuerpo entero deseaba sentir. Cueste lo que cueste...

Ella lo sintio sonreir, sus labios en contra de su oreja. - Si quieres que pare, dimelo ahora,- le susurro. Cuando ella todavia no decia nada, el rozo su boca contra el hueco de sus sienes. - O ahora.- Sus labios recorrieron sus pomulos en el mas ligero de los besos, un beso de mariposa.
- O ahora.- Su boca recorrio la linea de su quijada. - O ahora.- Sus labios estuvieron en contra los suyos, sus palabras hablaron dentro de su boca. - Ahora,- susurro y luego la beso.

Al principio la presion de sus labios fue gentil, buscando, pero cuando ella respondio instantaneamente - deslizado sus brazos alrededor de el, enredando sus manos en sus cabellos - ella sintio que la presion cautelosa de su cuerpo habia cambiado a otra cosa. De repente el estaba besandola con una presion golpeadora, sus labios aplastando los suyos. Ella probo la sangre en su boca, pero no le importo. Habian piedras clavandose en su espalda, y su hombro le dolia donde se habia golpeado cuando cayo por la ventana, pero eso tampoco le importaba. Todo lo que existia era Jace, todo lo que ella sentia, esperaba, respiraba, deseaba y veia era Jace. Nada mas importaba.
El interrumpio el beso, alejandose, ella lo libero con un suave sonido de renuente protesta. Su boca estaba hinchada, sus ojos grandes y oscuros, casi negros de deseo. El busco los botones de su abrigo, tratando de desabrochar el primero, pero sus manos estaban temblando tan mal que no pudo manejarlo. Clary puso su mano en la suya, maravillandose interiormente por su propia calma - podria ella haber temblado tanto como el lo estaba?
- Dejame hacerlo- ella dijo.

El estaba quieto. El veia como ella desabrochaba los botones, sus dedos lo hacian tan rapido como podia. Su abrigo se abrio. Debajo de este, ella vestia solo una fina blusa de Amatis y el aire frio de la noche, paso a traves de la fina tela, haciendola jadear. Ella alzo sus manos. - Vuelve- ella susurro. - Besame otra vez-.
El hizo un sofocante sonido y cayo en sus brazos como alguien regresando por aire despues de casi haberse ahogado. El beso sus parpados, sus mejillas, su garganta, antes de retornar a sus labios: sus besos ahora eran freneticos, casi torpes en su mayoria - tan distinto de Jace, quien nunca parecia apurarse o precipitarse por nada... Sin el abrigo en medio de ellos, ella pudo sentir el calor de su cuerpo, saliendo desde su camiseta hacia ella; sus manos deslizandose alrededor de ella, debajo de ella los tirantes de su brassiel, marcando su columna, su tacto abrasaba su piel desnuda - ella deseaba tocarlo por todos lados, sujetarlo mientras el estuviera temblando, tal como temblaba ahora - y que no se produciera más espacio entre ellos.

Ella le quito la chaqueta y de alguna forma su camiseta tambien estaba afuera. Sus manos exploraron sus cuerpos: ella corrio sus dedos hacia lo mas bajo de su espalda y sintio las capas de suave piel sobre sus delgados musculos, y algo que ella no habia esperado, algo que ella debia tener - cicatrices, como finas cables por toda su piel. Ella hubiera supuestoque eran imperfecciones, estas marcas, pero no se sentían de esa manera para ella; eran las marcas de la historia de Jace, grabada sobre su cuerpo: el mapa de una vida de guerra y peleas. Ella tocó la cicatriz en forma de estrella de su hombro y se alzo para rozar su boca a traves de esta. Algo frío y metálico chocó con su clavícula, e hizo una exclamación entrecortada por la sorpresa.

Jace se alzo sobre sus codos para mirarla. -¿Qué pasa? –su voz era lenta, casi drogada–. ¿Te he hecho daño?
-No. Ha sido esto –ella tocó la cadena de plata que rodeaba su cuello. En su final colgaba un pequeño aro de metal plateado. Ese anillo –el metal labrado con su diseño de estrellas– ella conocía ese anillo. El anillo de
Morgenstern. Era el mismo anillo que había relucido sobre la mano de Valentine en el sueño que el ángel les había mostrado. Había sido suyo, y se lo había dado a Jace, como había sido siempre a lo largo del tiempo, de padre a hijo. -Lo siento –dijo Jace. Él dibujó la línea de su mejilla con la punta del dedo, había una intensidad como de ensueño en su mirada–. Olvidé que llevaba esta maldita cosa. Un frío repentino inundó las venas de Clary. -Jace –dijo ella en voz baja–. Jace, no.

Que escena!!...
AQUI LES DEJO UNAS IMAGENES DE LOS  CAZADORES HASTA QUE SALGA CUIDAD DE FUEGO CELESTIAL QUE ES EL ULTIMO Y ESTA ANUNCIADO PARA MAYO DE 2014 EN INGLES.




CIUDAD DE LAS ALMAS PERDIDAS

RESEÑA:

CLARY ESTA DISPUESTA A HACER LO QUE SEA POR JACE, PERO ¿PUEDE SEGUIR CONFIANDO EN EL? ¿O LO HA PERDIDO PARA SIEMPRE? ¿ES EL PRECIO A PAGAR DEMASIADO ALTO, INCLUSO PARA EL AMOR?


LINK

http://adf.ly/aF0aV

CIUDAD DE LOS ÁNGELES CAIDOS

CUIDAD DE LOS ÁNGELES CAÍDOS:

SINOPSIS: ALGUIEN ESTA DANDO MUERTE A LOS CAZADORES DEL CIRCULO DE VALENTINE, Y ESTAS MUERTES ENEMISTAN DE NUEVO A LOS CAZADORES CON LOS SUBTERRÁNEOS. SOLO SIMON,AHORA YA VAMPIRO, PODRÁ EVITAR EL ENFRENTAMIENTO. MIENTRAS, CLARY Y JACE DESCUBRIRÁN UN MISTERIO QUE LOS LLEVARA A FORTALECER SU RELACIÓN O ...A DESTRUIRLA PARA SIEMPRE.


Link: http://adf.ly/aEwE2

CIUDAD DE CRISTAL (PARA MI EL MEJOR)

RESEÑA:

CIUDAD DE CRISTAL, UN LIBRO EXCELENTE NOS MUESTRA A CLARY ARRIESGANDO SU VIDA PARA LLEGAR A LA CUIDAD DE LOS CAZADORES. CONOCERÁ A UN CAZADOR NUEVO LLAMADO SEBASTIAN Y ESTA DECIDIDA A AYUDAR A SU MADRE Y DESCUBRIR POR FIN SU VERDADERO PASADO. SACRIFICIOS Y AMOR EN ESTA MARAVILLOSA ENTREGA.

http://adf.ly/aEmNx


CUIDAD DE CENIZA


R
 RESEÑA:

CLARY SE DEBATE ENTRE EL MUNDO DE LOS CAZADORES DE SOMBRAS Y CUIDAR A SIMON QUE SE ESTA CONVIRTIENDO EN ALGO NUEVO...
PERO LO QUE HA DESCUBIERTO NO ESTA DISPUESTO A DEJARLA IR, MENOS JACE , ESE BELLO PERO INSOPORTABLE CAZADOR,
MIENTRAS UNA OLA DE ASESINATOS A SUBMUNDOS INVADE LA CIUDAD ELLA SE VE OBLIGADA A DECIDIR. DE QUE LADO ESTARÁ JACE....
http://adf.ly/aElIw
RESEÑA:
CLARY FRAY ES UNA ADOLESCENTE DE QUINCE AÑOS, NORMAL COMO CUALQUIER OTRA, HASTA QUE COMIENZA A VERSE MEZCLADA EN SITUACIONES EXTRAÑAS, LA DESAPARICIÓN DE SU MADRE Y UN EXTRAÑO Y ATRACTIVO MUCHACHO, JACE QUE NO LA DEJARA EN PAZ HASTA HACERLE ENTENDER QUE ES DUEÑA DE HABILIDADES QUE ELLA NO CONOCE.





LINK POR MEGA

http://adf.ly/aEkBk

lunes, 2 de diciembre de 2013

SOBRE LOS JUEGOS DEL HAMBRE

COMO YA ACLARÉ, DEBAJO DEL LINK, EN ESTE MISMO ESTÁN LOS TRES LIBROS Y EL PASS PARA DESCOMPRIMIR RAR
.

SUSSAN COLLINS

SAGA JUEGOS DEL HAMBRE

LOS JUEGOS DEL HAMBRE

RESEÑA:
¡QUE EMPIECEN LOS SEPTUAGÉSIMOS CUARTOS JUEGOS!   UN PASADO DE GUERRAS HAN DEJADO  LOS 12 DISTRITOS QUE DIVIDEN PANEM BAJO EL PODER TIRÁNICO QUE EJERCE EL CAPITOLIO. PERO KATNISS EVERDEEN OSA DESAFIAR LAS NORMAS PARA CONSEGUIR COMIDA. SUS PRINCIPIOS SE PONDRÁN A PRUEBA CON  UN ESPECTÁCULO TELEVISADO TODOS LOS AÑOS LLAMADO LOS JUEGOS DEL HAMBRE.
DOS PERSONAS SON ELEGIDAS PARA SUBSISTIR EN UN MEDIO HOSTIL Y LUCHAR A MUERTE HASTA QUE QUEDE UNO SOLO....


LINK http://adf.ly/aD5of

NOTA: EN ESTE LINK ESTÁN LOS TRES LIBROS DE LA SAGA PARA DESCOMPRIMIR EL RAR LA CONTRASEÑA ES  : Mr.az_Tay.rar

SOBRE DIVERGENTE

AQUÍ DEJO UN TRAILER DE LA PELI QUE SE ESTRENA EN MARZO DE
2014.


VERONICA ROTH    AUTORA








POSTER DE LA PELI.

ALLEGIANT

ULTIMO DE LA SAGA.



SINOPSIS:

LA SOCIEDAD DE TRIS PRIOR ESTA HECHA AÑICOS POR VIOLENCIA, LUCHAS DE PODER Y TRAICIÓN. TAL VES MAS AYA DE LA VALLA ELLA Y TOBIAS ENCONTRARAN UNA SIMPLE Y NUEVA VIDA. SIN EMBARGO LA REALIDAD DE TRIS ES AUN PEOR DE LA QUE HABÍA DEJADO ATRÁS. NUEVAS VERDADES CAMBIAN LOS CORAZONES DE QUIENES AMA. UNA VES MAS TRIS DEBE LUCHAR PARA COMPRENDER LA NATURALEZA HUMANA...

LINK  : http://adf.ly/aCIIe



ESTE ES UNA ES UNA ESPECIE DE SPIN OFF INSURGENTE.
SE LLAMA: CUATRO CUENTA SU HISTORIA





LINK
http://adf.ly/aCGc8

INSURGENT

SEGUNDA ENTREGA DE LA SAGA DIVERGENTE.

SINOPSIS:

 UNA SOLA OPCIÓN PUEDE TRANSFORMARTE O DESTRUIRTE. CON LA OLEADA DE DISTURBIOS EN LAS DISTINTAS FACCIONES, TRIS DEBERÁ PROTEGER A QUIENES AMA, MIENTRAS SE ENFRENTA A INQUIETANTES PREGUNTAS. EN TIEMPOS DE GUERRA SE ELIGEN NUEVOS LIDERES Y LOS SECRETOS QUE AFLORAN TRAERÁN CONSECUENCIAS...




LINK

http://adf.ly/aCFtn

domingo, 1 de diciembre de 2013

SAGA DIVERGENTE

RESEÑA:
 UNA CIUDAD FUTURISTA DIVIDIDA EN CINCO FRACCIONES:  VERDAD, ERUDICIÓN,CORDIALIDAD OSADÍA Y ABNEGACIÓN. LA PROTA SE CRIÓ EN ABNEGACIÓN  SE LLAMA TRIS MANTIENE LA GENEROSIDAD POR ENCIMA DE TODO. A LOS DIECISÉIS AÑOS DEBE PASA POR UNA PRUEBA DE APTITUD QUE DETERMINA QUE FACCIÓN LE VA A CADA UNO. EN ESA PRUEBA TRIS SE ENTERA DE QUE ELLA ES UNA DIVERGENTE Y DEBE SOBREVIVIR CON UNA CONDICIÓN QUE ESTA PROHIBIDA


LINK:http://adf.ly/aAOze

SOBRE HUSH, HUSH

CREO QUE LA FRASE DE LA IMAGEN LO DICE TODO.
BECCA FITZPATRICK
Trail Of Waving Hearts